Esta es una tarta de manzana muy buena aunque es un poco larga de elaboración. Tiene cinco partes: hacer la masa, hacer la compota, hacer la crema, hacer la jalea de manzana y finalmente, poner la capa de manzana y montar la tarta. Vamos, vamos, que el resultado es boníiiiiiissim!

Ingredientes para la base:

  • 250 gramos de harina
  • 100 g de Mantega
  • 6 cucharadas soperas de azúcar
  • una mica de sal
  • 1 o
  • 1 yema de huevo
  • 1 clara per pintar la tarta.

Ingredientes para la compota:

  • 1 Kg de pomes reineta.
  • 7 cucharadas soperas de azúcar.
  • El zumo de 2 limones (reservamos la piel)

Ingredientes para la crema:

  • 2 ous
  • 150 g de azúcar
  • 80 gr de harina (o maicena, o almidón)
  • 1/2 litro de leche
  • La piel de medio limón
  • 1 rama de canela

decoración tarta:

  • 3 ó 4 manzanas cortadas en gajos.

Fem la base:

Ponemos la harina en un vuelo, hacemos un agujero en el centro y ponemos un huevo entero y la yema de otro (reservamos la clara para pintar la tarta al final), añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, un poco de sal y el azúcar. Lo amasamos todo con las manos hasta tenerlo todo mezclado. Si lo amasamos en exceso, quedará más duro ... así que es mejor no pasarse lo justo para que quede uniforme.

Hacemos una bola con la masa, lo envolvemos con film de plástico y la guardamos en la nevera durante 1 hora.

Hacemos la compota:

Pelamos las manzanas reineta, las cortamos en trozos, las ponemos en un cazo con el azúcar y el zumo de limón (el zumo de limón le da un toque ácido ya la hora hace que no se oxide la manzana y que no se vuelva negro la compota). Lo ponemos a cocer hasta que la manzana esté blanda y tengamos una compota. Hay que remover de vez en cuando.

Hacemos la crema:

Mientras se hace la compota, podemos ir haciendo la crema.

En un vuelo ponemos los huevos y los batimos bien (con un batidor de doble varilla). Añadimos el azúcar y lo batimos hasta que quede cremoso. Añadimos la harina. Con el bateador lo mezclamos bien. Incorporamos la leche poco a poco (que no puede ser fría), lo añadimos y lo dejamos batido bien atado.

Ponemos una olla al fuego y añadimos la mezcla, más la piel del limón y un cañón de canela. Lo mezclamos desde el primer momento y vigilamos mucho porque se hace espesa enseguida. Bajamos el fuego cuando se comience a espesar y seguimos removiendo y cociendo durante 10 minutos (si no, hará sabor de crema cruda). Cuando ya está lista, la retiramos del fuego, sacaba el limón y la canela y dejamos que se enfríe.

Fem la jalea de poma:

Tomamos la compota, la pasamos por un colador, y el líquido que sale por debajo del ponemos al fuego y lo dejamos reducir un poco para que se haga más espeso ... es la jalea que necesitaremos para poner por encima las manzanas al final del pastel.

Montamos la tarta de manzana

Untar el molde con mantequilla y la enharinamos.

Sacamos la bola de masa de la nevera y la extendemos al molde (lo podemos hacer con un rodillo aplastando la bola entre dos films de plástico). Debemos cubrir el molde entero y no debe haber ninguna grieta (o la crema y la compota escaparán). Como los tiempos de cocción de los ingredientes son diferentes, primero tendremos que cobre la base un poco. Por eso la cubriremos con papel de plata y le pondremos algo que pese encima (unas alubias crudas o unos garbanzos ... [luego se puede reciclar tranquilamente]), esto es hace porque si no la masa hincharía dentro del horno.

El hornear a 180 grados con el horno ya caliente. Durante 15 minutos.

Mientras tanto, pelamos las manzanas que hemos reservado para hacer la decoración de la tarta y las cortamos en forma de gajos.

Sacamos la masa del horno (retiramos el papel de plata y los garbanzos :-) la pintamos con la clara de huevo que hemos reservado. Así la tarta no ablanda cuando ponemos la crema y la compota. Ponemos la crema (que debe estar fría [importante!]) La extendemos bien con una espátula. Ponemos por encima la compota de manzana y lo aplanamos bien. Ahora ponemos los gajos de manzana, todo bien bonito ... como en la foto.

Lo horneamos a 180 grados con horno caliente durante 45 minutos, o hasta que la superficie de la tarta esté dorada.

La sacamos del horno y añadimos la jalea por encima (si ha quedado demasiado espesa, la podemos recalentar un poco). Con un pincel la distribuimos bien por encima. Y dejamos enfriar.

Por fin está terminada !!!!!

Es una tarta larga de hacer, pero fácil. Y el resultado vale la pena. Es buenísima y muy rica en texturas.

ficha resumen
imagen receta
receta
Tarta de manzana (con crema, compota y manzanas)
Publicada
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
tiempo total
valoración
4.51star1star1star1star1star Residencia en 2 Comentario (s)