Riñones de Cordero flameados al Brandy servidos con Arroz Pilaf

Inicio » carnes » Riñones de Cordero flameados al Brandy servidos con Arroz Pilaf

Riñones de Cordero flameados al Brandy servidos con Arroz Pilaf

Segundo plato fácil y rápido de hacer, que siempre queda buenísimo.

ingredientes:

  • Riñones de cordero (150 gr por persona)
  • un poco de zumo de limón
  • Hierbas de Provenza
  • 1 cebolla grande
  • 1 copita de brandy
  • Arroz basmati (un puñado rebosante por persona)
  • Mantega

Elaboración de los riñones:

Antes de empezar, se pelan los riñones (si no lo han hecho allí donde los hemos comprado) y se cortan en mitades o en cuartos (según nos apetezca). Se ponen en un bol, se riegan con un poco de zumo de limón y se añaden las hierbas de Provenza. Se deja reposar mientras preparamos el resto de ingredientes.

Se pela y se corta la cebolla, y se pone a sofreír en la cazuela que utilizaremos para cobre y presentar los riñones.

Cuando la cebolla se vuelve transparente, se separa la mitad de la cebolla y se reserva para hacer el arroz pilaf.

Añadimos los riñones a la cazuela y los regamos con brandy. A continuación encendemos el Brany y los flameamos. Hay que vigilar no quemar la campana extractor, por lo tanto, siempre que flameamos algo, mantendremos la campana apagada (si no, chupa las llamas y se quema ... lo sé por experiencia). Mientras flameamos los riñones no vamos a parar de remover y nos aseguraremos de que todo el alcohol del brandy queda quemado.

Una vez se apagan las llamas, se deja cocer haciendo chup chup hasta que vemos que los riñones son cocidos (depende del gusto de cada uno).

Elaboración del Arroz Pilaf:

La cocción del arroz dura 20 minutos, así que hay que tener en cuenta que tenemos que empezar a hacer el arroz antes de poner los riñones al fuego.

En una cazuela o en un recipiente que pueda ir al fuego, ponemos la cebolla que habíamos reservado y la acabamos de sofreír con el arroz. Podemos añadir un poco más de aceite. Se trata de que el arroz quede rodeado de una fina capa de grasa que hará que no nos quede pastoso por más que lo dejamos reposar. Si se hace con un arroz bomba, entonces el éxito es asegurado.

Cuando el arroz empiece a quedar transparente añadimos agua hirviendo y salada. El doble de volumen del arroz que tengamos. Podemos añadir media pastilla de Avecrem de pollo o de ternera.

Dejamos cocer el arroz los 20 minutos preceptivos, tratando de no removerlo mucho, pero vigilando no nos pegue al fondo. Si vemos que le falta agua, podemos añadir durante a cocción (siempre debemos añadir caliente).

Cuando el arroz esté en su punto, se retira del fuego, se cuela el liquido sobrante (si los hay) y se añade una nuez de mantequilla. Con un tenedor vamos separando los granos de arroz y vamos mezclando la mantequilla. Lo acabamos de salar y pimientas al gusto.

Servimos el arroz y los riñones juntos, regando el arroz con el jugo de los riñones.

El arroz de la fotografía es un basmati mezclado con arroz salvaje (son los granitos negros). Queda más bonito en el plato y tienen el mismo tiempo de cocción.

Bon Profit!


2017-06-24T15: 55: 16 + 00: 00 Por |Categorías: carnes|Etiquetas: , |0 comentarios

Sobre el Autor:

Montse cocina desde siempre, aunque se dedica profesionalmente a la docencia y la investigación en el campo del Marketing. Si quieres saber más sobre ella, por favor, visita su web Montse Peñarroya

Deja un comentario