Versión catalana del "Pollo Pekin" de los restaurantes chinos. Buenísimo, para variar de vez en cuando con sabor exótico.

ingredientes:

  • Pollo (una contramuslo deshuesada por acada persona)
  • 2 limones.
  • Sucre.
  • Harina (de arroz si tenemos
    [jo sí que en tenia el dia de la foto]).
  • Salvo en polvo
  • 1 ceba tendra.
  • Arroz (mejor si es arroz tailandés aromatizado ... el de la foto era bomba [Lo Nostre Arroz])
  • Sal, aceite, pimienta y si queremos darle un toque exótico, un poco de jengibre.

elaboración:

El arroz (empezamos por el arroz porque es el que más tarda en hacerse):

El día de la foto voy sofreír un poco de cebolla, añadí el arroz, el agua ligeramente salada, y lo dejé hervir 20 minutos. Una vez cocido, el corrí y vi reservarlo para hacer los tocinillos de cielo.

El pollo frito:

Como si hiciéramos Nuget. Cortamos el pollo en trozos del tamaño que nos parezca bien y la rebozamos con una pasta hecha con harina, agua, un poco de levadura en polvo y sal. La consistencia debe ser pastosa. Doramos los Nuget ambos lados, y los reservamos sobre un papel de cocina para escurrir el exceso de aceite.

La salsa:

En la sartén misma donde hemos frito el pollo, hay sacamos el exceso de aceite que haya, añadimos una cucharada de harina, la dejamos tostar un poquito, añadimos el zumo de dos limones y una cucharadita de azúcar. Lo removemos hasta ligar la salsa (unos 2 ó 3 minutos). Si tenemos gengibre en polvo, ahora es el momento de ponerlo, si no, no pasa res.Si la salsa tiene grumos, simplemente al poner en el plato la pasamos por un colador. También podemos acabar de ligar en un robot de cocina.

Podemos corregir el acidez del limón variando la cantidad de azúcar.

La consistencia de la salsa la podemos corregir con más rato de fuego (evapora el agua) o añadiendo más limón o un poco de agua (si queda demasiado espesa).

Emplatem;

En un plato ponemos los trocitos de pollo y el flan de arroz. Lo regamos con la salsa. Lo decoramos con trocitos de cebolla tierna.

Y ya está! Menos de 1/2 hora y es un plato buenísimo que gusta mucho a los niños.